Diseño Sonoro

Folley

Cerca de 1928, Universal se estaba preparando para el lanzamiento de una increíble producción cinematográfica, una adaptación del musical Show Boat. Sin embargo esta adaptación estaba pensada para ser una película muda. 

Con la llegada de las talkies un año atrás con The Jazz Singer, las audiencias ya solicitaban que las películas tuvieran audio, por lo que Universal se propuso a grabar una orquesta en un estudio de filmaciones.

Sin embargo, los ingenieros de sonido estaban teniendo problemas para sincronizar los efectos de sonido con la imagen. Hubo uno de los ingenieros que tuvo la idea de re-grabar los efectos de sonido conforme fueran ocurriendo en pantalla: Jack Foley.

jackfoley

Foley se dispuso a grabar todos los efectos de sonido, en una sola pista junto con otros artistas de sonido, creando el direct-to-picture que años más tarde, en la década de los 60’s sería renombrado foley. 

El diseño de los efectos de sonido se divide en dos categorías: los que pueden obtenerse de librerías de audio y lo que deben grabarse para la producción, denominados comúnmente como foleys. Los folleys se pueden clasificar en tres categorías:

  • Pasos: Para cualquier audio de pasos, sean humanos o no, sobre cualquier superficie.
  • Movimientos: La interacción de telas o fibras con movimientos.
  • Utilería: cualquier otro efecto de sonido que no entre en las categorías anteriores.

Todos estos efectos de sonido eran grabados normalmente bajo una sola pista, hechos simultáneamente mientras se reproduce la imagen

Sin embargo, con la llegada del audio multicanal, los diseñadores tuvieron una ampliación a 16 pistas de audio, y con el surgimiento reciente de audio digital, la cantidad de pistas es infinita:

10338499_10154057068920478_5059495282508037996_o.jpg

Interfaz de Pro Tools con 49 pistas de audio. Captura de Fernando Alanís, 2014.

https://www.youtube.com/watch?v=6liIKYeUzaY&t=179s