Charles S. Peirce y la triada sígnica

Charles Sanders Peirce fue un filósofo Estadounidense, considerado el filósofo más importante de este país. Nacido en Cambridge Massachussets en 1839. A lo largo de su vida, elaboró ensayos que fueron reunidos tiempo después en sus Collected Papers, en los cuales Peirce estableció la semiótica y su modelo triádico del signo.

Peirce, al ser filósofo cuestionaba el pensamiento del ser humano, como percibimos la realidad; a diferencia de Saussure quién solamente cuestionaba el lenguaje. Con esto, Peirce crea tres categorías del pensamiento:

  1. PRIMERIDAD: La categoría mental que habla sobre nuestra primera interacción con el mundo. Lo primero, que no implica un proceso mental. Es decir, las cualidades, sin relación a nada.
  2. SEGUNDIDAD: Esta es la significación que va de la mano con la experiencia o los sucesos, surge de una relación pero sin referencia a un tercero. Mi encuentro con el objeto en un espacio y tiempo determinado.
  3. TERCERIDAD: La categoría más importante y elevada, tiene que ver con la habilidad de pensamiento.

Con estas categorías del pensamiento, entendemos que la terciaridad es la mediadora entre la primeridad y la segundidad. Es decir, cuando percibimos un sonido o una imagen, nuestro pensamiento (terciaridad) es el intermediario entre nosotros y lo que percibimos (primeridad y segundidad).

Con esto, Peirce define nuevamente al signo como un objeto tripartita:

SignoPeirce.png

Veamos uno por uno:

  1. Objeto: el objeto en sí que nos remontará a un signo. Puede ser de dos tipos:
    1. Inmediato: tal cual representado por el signo
    2. Dinámico: independiente del signo
  2. Representamen: A lo que alude el objeto, a lo que nos remonta.
  3. Interpretante: Es la parte del signo más compleja. NO DEBE CONFUNDIRSE CON EL INDIVIDUO QUE INTERPRETA (intérprete). Es más bien el proceso mental, el resultado de mi encuentro con el signo que a la vez se divide en tres tipos:
    1. INMEDIATO: El correcto entendimiento del signo
    2. DINÁMICO: Resultado directo del Signo
    3. FINAL: un desarrollo dado por procesos de abducción, inducción y deducción del signo.

 


Peirce planteó que el proceso en el que yo me encuentro con un signo, y mi interpretación era la forma en la que conocemos el mundo ¿Será cierto?

A este proceso le llamó semiosis. 

Si retomamos el ejemplo, recordemos que el interpretante depende de mi persona, mis experiencias y mi conocimiento, por lo que el interpretante varía dependiendo del individuo que efectúa la semiosis. Es decir, la semiosis es un proceso individual que funciona gracias a convenciones previamente establecidas. 

Pero no termina ahí. Peirce también estableció que un interpretante se puede volver el objeto de un nuevo signo. Esto es un proceso en cadena que nos lleva de signo en sigo. Tomemos un ejemplo:


Entonces, si el interpretante de un signo se vuelve el objeto de otro, y el interpretante de ese signo se vuelve el objeto de un tercero … y así sucesivamente, podríamos pasar la eternidad en un proceso de semiosis, una semiosis ilimitada.

EJERCICIO: WIKIPEDIA

 

Y entonces … ¿Cuándo paramos de hacer semiosis? ¿Hasta donde es interpretación y hasta dónde debraye?

Este señor nos lo explicará y lo abordaremos más adelante en el curso


 

Volvamos con Peirce y su signo.

Peirce crea categorías de primeridad, segundidad y terciaridad para cada uno de los componentes del signo. Es decir: El objeto tiene primeridad, segundidad y terceridad, de igual manera que el interpretante y el representamen. Vamos a estudiar cada uno de ellos:

Objeto Primeridad La relación del objeto a partir de sus semejanzas. ÍCONO
Segundidad La relación del objeto a partir de una relación causal (causa-efecto) ÍNDICE
Terceridad La relación del objeto por arbitrariedad, por convención SÍMBOLO
Representamen Primeridad El signo en sí mismo por sus cualidades únicas. CUALISIGNO
Segundidad El signo conformado por una realidad física existente SINSIGNO
Terceridad El signo formado por una ley o convención LEGISIGNO
Interpretante Primeridad El signo se representa para el interpretante como una posibilidad RHEMA
Segundidad El signo se representa para el interpretante como un hecho DECISIGNO
Terceridad El signo se representa para el interpretante como una razón ARGUMENTO